Cuentos

Reseña – ¿Me lo prestas?

¿Me lo prestas? es un cuento de Sara Laso e ilustrado por Marta Mayo. Está recién salido del horno (nunca mejor dicho), ya que me llegó esta semana a raíz de una campaña de crowdfunding en Verkami, de la cual me hice mecenas porque me pareció un proyecto con muy buena pinta… ¡y no me equivoqué!

Además de esperar con muchas ganas este cuento, también llegó con unas chapas de los protagonistas (Lucas y Maraki) y con un marca páginas que define de una manera muy visual lo que le pasa a Lucas: no le gusta compartir.

        FICHA

  • Título: ¿Me lo prestas?
  • Autor: Sara Laso
  • Ilustraciones: Marta Mayo
  • Editorial: Crowdfunding en Verkami

“Como no le gustaba compartir, Lucas empezó a pasar bastante tiempo solo. Sin embargo, un buen día llegó Maraki y todo empezó a cambiar”


El cuento comienza contándonos que un niño, Lucas, estaba muy emocionado de volver al cole tras las vacaciones de Navidad, sobre todo por poder enseñar a los demás su nuevo juguete.

20171029_154745-

Pero claro, lo que no se imaginaba era que con enseñarlo no bastaba, ya que los demás niños querrían jugar con él, algo que no gustaba nada a Lucas. De hecho, cada vez que alguien cogía algo que tenía él, ya fuera un lapicero o un cuento, se enfadaba y empezaba a llorar y a gritar “¡¡¡Eso es mííííoooo!!!”

20171029_154800-

Mientras los demás niños jugaban, Lucas cada vez pasaba más tiempo solo al no querer compartir nada con los demás. Pero… un día llegó una niña nueva a clase, Maraki, y algo empezó a cambiar a Lucas. Maraki es una niña que ha llegado con su familia desde, nada más y nada menos, Etiopía, un país que estaba muy lejos y que los niños no habían escuchado antes. Por ello, todos tenían mucho interés y curiosidad por conocer cosas sobre ella, incluso Lucas, que pensó que serían buenos amigos.

20171029_154811(0)-

Maraki les contó a todos cómo vivían en Etiopía y cómo era su colegio, nada que ver con el colegio al que acaba de llegar. Por eso, cuando Maraki estuvo en clase, miraba sin parar a su alrededor. Había un montón de cosas que en Etiopía no tenían, o apenas podían tener, así que estaba asombrada con todo lo que tenían en clase.

De hecho, una cosa le llamó especialmente la atención, y fue justamente el cohete que había llevado Lucas días atrás al cole, y por el cual se enfadaba si tocaban. Así que… la reacción de Lucas ya podemos intuir cuál fue: enfadarse, correr hacía Maraki y decirle “¡Eso es míííooo!”

20171029_154834-

Maraki se dio un buen susto y cuando vio a Lucas comportarse así, le dijo que en Etiopía tenían pocos juguetes, pero los que tenían siempre los compartían con los demás. Al decirle esto, a Maraki se le ocurrió una idea y al día siguiente apareció en clase con un juguete que se había traído desde Etiopía y que era muy especial para ella. Les explicó que este juguete estaba hecho de cosas que la gente tira, como tapones, cartón…

20171029_154853-

Este juguete causó sensación en clase y todos querían jugar con él, incluso Lucas. Pero… si recordamos lo que pasó entre Lucas y Maraki el día anterior… ¿Qué pasará? No os desvelo más, porque no podría tener un final más acertado. Así que os dejo que lo descubráis por vosotros mismos.


Esta situación que le ocurre a Lucas es muy común en los más peques, ya que se encuentran en la etapa del egocentrismo, la cual se supera a partir de los 5-6 años. Por ello, la historia cuenta una realidad del día a día de los peques.

No es que no quieran compartir, es que “lo suyo es suyo” por el egocentrismo aún existente. Sin embargo, la historia nos transmite unas sensaciones muy buenas en cuanto a las bases para establecer una amistad. Estas bases tienen que ver con ser amable, generoso y compartir, además de respetar a los demás.

Pero no solo podemos extraer este mensaje de amistad, sino que también podemos extraer mucha información con la cual podemos trabajar posteriormente con los peques. Durante el cuento, aparecen imágenes con los animales que hay en Etiopía, animales de la sabana, lo cual da pie a investigar sobre ellos y sobre el hábitat en el que viven. Y, a parte de los animales, también nos muestran cómo es un colegio típico de este país, por lo que podemos hablar con los peques sobre las diferencias que hay con nuestros coles y las cosas que hay en cada uno.

Todo ello nos permite profundizar en África y ampliar información sobre este continente, lo cual nos viene muy bien si estamos trabajando este tema en clase.

Por último, me gustaría comentar que las ilustraciones son preciosas. Imagino que a algunos os habrán resultado familiares, y es que su ilustradora, Marta Mayo, es la misma ilustradora que en “Lágrimas bajo la cama” de Ana Meilán.

Tanto las expresiones que muestran los personajes como los detalles están muy cuidados y nos permiten adentrarnos en el mundo de Lucas, apreciando cada objeto, cada niño… de una manera muy cercana. En definitiva, unas ilustraciones muy coloridas y que representan a la perfección cada una de las expresiones y emociones que muestran los personajes.

Si queréis adquirirlo, a pesar de que ya ha terminado la campaña en Verkami, podéis contactar con Sara Laso a través de su perfil en Facebook, así como en “En un abrir y cerrar de hojas”, tanto en FB como en instagram.

¡Con esta reseña, ojála este cuento os haya cautivado tanto como lo ha hecho conmigo!

Cualquier duda o pregunta, podéis dejar un comentario o escribir un correo a mifabricadealas@gmail.com

¡Hasta la próxima!

cropped-cropped-mi-fabrica-de-alas-l.jpg

Anuncios

1 comentario en “Reseña – ¿Me lo prestas?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s